Reserva de recursos manejados San Rafael
                      

  Principal          

  Aves


 
Mamíferos

  Reptiles

  Flora

 
Bosques

  Leyes

 
Parques

  Links

 
Sobre el sitio

  Econicho

  Noticias

 
 

El paisaje de bosques subtropicales envueltos en una espesa niebla, donde sobresalen gigantescos árboles de lapacho, es único. Es la última masa compacta de bosque de todo el Paraguay. Se trata de la Serranía de San Rafael, declarada Parque Nacional en 1992, y luego, en marzo de 2002, elevada a la categoría de Reserva de Recursos Manejados.

Posee 73.000 hectáreas y constituye la mayor área silvestre protegida en la ecorregión Bosque Atlántico Alto Paraná en el Paraguay. Se encuentra además dentro de la mayor cuenca de reservorios de agua dulce de Sudamérica, el Acuífero Guaraní.
Está ubicada al sur del departamento de Caazapá y al norte de Itapúa. Abarca nueve distritos, Tavaí, San Juan Nepomuceno y Yuty del departamento caazapeño y San Rafael del Paraná, Tomás Romero Pereira, Edelira, Itapúa Poty, Alto Verá y San Pedro del Paraná. El acceso a la Reserva es más fácil por Itapúa gracias a la infraestructura vial existente, ya que por el oeste no hay buenos caminos.

Las tierras de esta región son sumamente fértiles. El suelo mantiene una bella gama de colores que van desde rojo claro hasta el negro pasando por el rojo grisáceo, el pardo rojizo, el rojo y el gris oscuro.
En la reserva no sólo son protagonistas los recursos naturales (ríos, fauna y flora), sino también las comunidades indígenas que conviven con la naturaleza, como los Mbya Guaraní, las colonias de campesinos agricultores y los grandes establecimientos agropecuarios.
La presencia de descendientes de inmigrantes de diferentes nacionalidades le da un carácter especial a la región en cuanto a las manifestaciones culturales como fiestas, comidas típicas, vestimenta, arquitectura. Actualmente son 34 las comunidades indígenas que están en el área de influencia de la reserva, 20 dentro de los límites y 14 en la zona de amortiguamiento.

El Bosque Atlántico Alto Paraná es una de las ecorregiones más exuberantes desde el punto de vista biológico. Sus bosques húmedos conforman un claro y definido centro endémico para muchos grupos de flora y fauna que no pueden ser encontrados en ninguna otra parte del mundo.
Lamentablemente, el Bosque Atlántico Alto Paraná se ha convertido en un sitio de constante conflicto debido a la necesidad de conservarlo y las prácticas incompatibles con su preservación como la agricultura mecanizada y la sobreexplotación forestal.

Con respecto a la flora, en la Reserva se han identificado, hasta el
momento 282 especies. Allí se encuentran plantas medicinales que representan el 52% del total de la flora medicinal considerada amenazada a nivel nacional. Con respecto a la fauna se puede afirmar que es una de las zonas más importantes para la preservación de las aves del Neotrópico, con un total de 329 especies de aves registradas.
Los anfibios y reptiles son también numerosos, así como los peces. Los mamíferos silvestres están representados por 61 especies. Entre ellos: tapir, chancho de monte, tigre, puma, carpincho, armadillos, zorros y liebres.
La pérdida de sus hábitat, la contaminación de las aguas y, principalmente, la cacería, hicieron que sus poblaciones se reduzcan considerablemente.

 


                                                                                        



 

 

 

 

Principal  Aves  Mamíferos  Reptiles  Flora  Bosques  Leyes 
 Parques  Links Sobre el sitio


Sitio creado y diseñado por Alejandro Wehrle
alemwm@salvemoslos.com.py